Por Daniel Figueroa

El conjunto tigrillo continúa con su preparación para el inicio del torneo clausura 2018. El plantel santaneco ha optado por nuevas variantes para reforzar su línea ofensiva.

Con las contrataciones del salvadoreño Irvin Herrera, procedente del New York Cosmos y el colombiano Luis Alberto Perea, procedente del Sport Rosario, de la primera división peruana, los tigrillos prometen un juego que llevará más peligro al área rival.

El cuerpo técnico de FAS tendrá mayor disponibilidad de jugadores para el frente ofensivo, ya que también cuentan con el joven Josué Arévalo y el argentino Guillermo Stradella, ambos jugadores con la experiencia de haber disputado encuentros en los últimos tres torneos cortos.

Estas nuevas variantes en el ataque compensarán la falta de contundencia de cara al gol en los torneos pasados. Herrera y Perea son los llamados a ser las puntas de las garras del tigre para esta nueva temporada y así recobrar el instinto goleador del equipo.

En los dos juegos de pretemporada Irvin y Guillermo anotaron siete goles entre ambos, cuatro del seleccionado nacional y tres del argentino, quien también aportó dos asistencias.